30/08/2009

Tour de France 2009

Del Valle de Aosta (Italia) al Valle del Roîne (Francia)



Los Alpes son un mar de montañas que se extienden desde Austria a Francia y desde Italia a Suiza. Sus valles son pronunciados, con fuertes pendientes y con cimas de hasta 4.800 metros de altura. Realizar una ruta en mountain bike atravesando sus valles por las partes más altas es algo complicado pero no imposible. Para el equipo Rutabike no hay collado, río o montaña que suponga un impedimento. Somos así de chulos! (www.rutabike.com)
Hemos conformado un buen equipo de amigos. Un combinado catalano-suizo ejemplar. Con algunos de ellos ya compartí travesía por Escocia y por los Cárpatos, en Rumanía. Así que nos une una buena amistad, a parte de una pasión común por el «mountain bike» y la montaña.



Partiremos de Morgex, un pueblecito al final del Valle de Aosta, en Italia, al pie del Mont Blanc. Nuestro destino final es Les Vans, al pie del Macizo Central francés. Serán 11 etapas de ruta, con un día de descanso, en Leffrey.




La mañana es espléndida. El sol hace brillar la ligera capa de nieve que todavía cubre algunas cimas alpinas. El Mont-Blanc –Monte Bianco, como lo llaman los habitantes del Valle de Aosta, en Italia— resplandece por encima de las demás, recortando su afilado perfil tras un cielo azul celeste.



No hay mañana sin subida. Esa será la premisa a partir de ahora: iniciar la ruta subiendo por carreteras locales hasta alcanzar las aldeas más altas y, desde allí, por pista, camino o sendero, atravesar al siguiente valle y descansar. Cada valle tiene su especial encanto, cada uno de ellos guarda pequeñas sorpresas en forma de paisaje o de notas gastronómicas. Nunca se deben desaprovechar ocasiones para disfrutar de la cocina local: la gran variedad de quesos y vinos que abundan por estas tierras alejadas del mundanal ruido urbano.







El calor suave de la mañana y el rumor del viento serán nuestros aliados durante los largos trayectos por las crestas de las montañas. El frescor de las arboledas aliviarán las penosas subidas por pistas apenas ciclables. El agua de los riachuelos refrescará nuestros estómagos hambrientos. El deseo de una cerveza bien fría nos mantendrá despiertos para llegar a buen puerto.






Por las mañanas hay que reconocer que da bastante pereza levantarse. El despertador suena a eso de las 7 o a las 7 y media, como muy tarde. Un buen desayuno... y a pedalear!

Las etapas son relativamente cortas. Entre los 40 y los 65 kilómetros diarios. Con una media de 2000-2500 metros de desnivel y trayectos de entre 5 y 7 horas sobre la bicicleta.
Las subidas son lo peor. No me gustan nada. Pero, tras una buena subida hay una mejor bajada. Y una pantagruélica cena en algún lugar del valle. Bueno, no siempre es así. De hecho, hemos comido bien pero sin pasarse. Hay que recuperarse pero sin que ello suponga un exceso de peso para el día siguiente.






Gracias a un GPS y un mapa de la zona nos movemos con facilidad por la geografía alpina. Degustando cada rincón, cada lugar... Atravesando campos, bosques, ríos... hasta llegar a nuestro diario punto de destino.








Una cerveza al final de cada etapa ayuda a recuperar el aliento perdido a lo largo de la jornada. Es el premio al esfuerzo realizado. Brindamos por todo: por nosotros, por el placer, por la vida!



-----------------
Itinerario realizado:
1. Courmayeur-Morgex-La Thuile-Col de Belvedere (2.750 mt)-Bourg St.Maurice
2. Bourg St.Maurice-Les Chapelles-Bellecombe
3. Bellecombe-Col de la Madeleine (2.000 mt)-St. Jean de Maurienne
4. St. Jean de Maurienne-La Toussure-Col du Croix de Fer-Saint Sorlin d'Arves
5. Saint Sorlin d'Arves-Col du Croix de Fer-Vaujany-Alpe d'Huez-Huez
6. Huez-Le Bourg d'Oisans-Ornon-Laffrey
7. Laffrey
8. Laffrey-St. Georges de Commiers-Vif-Col Vert (1.760 mt)-Villard de Lans
9. Villard de Lans-Crest
10. Crest-Montelimar-Alba la Romaine
11. Alba la Romaine-Vallon-Pont d'Arc
12. Pont d'Arc-Les Vans